Palacio de Miraflores, Caracas.- La cita con la historia, le ha asistido siempre. Escuchó, entendió y aceptó el reto de transitar el camino de la construcción de la Revolución Bolivariana, así la Dra. Cilia Flores de Maduro, emprendió el desafío histórico de transformar la patria con el Comandante Eterno Hugo Chávez. Hoy en su cumpleaños, el pueblo de Venezuela,  celebra la vida de esta insigne luchadora social que sin reservas ha trabajado por el bienestar del soberano.

Cuando nadie creía, Cilia, comprendió la incipiente, pero urgente, tarea política revolucionaria y avanzó sin titubeos.

Nacida en un humilde hogar en Tinaquillo, estado Cojedes, el 15 de octubre de 1956 y de profesión abogada, especialista en Derecho Penal y Laboral, dejo escrito uno de los primeros capítulos de la lucha política para la liberación del Comandante Hugo Chávez,  y de otros de sus compañeros, cuando estuvieron en la cárcel de la dignidad por la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992.  Se abrían entonces las alamedas de la emancipación de un pueblo oprimido por el Puntofijismo.

Sus conocimientos y ética profesional condujeron la libertad del líder, que más tarde estaría en las calles con la propuesta constituyente para refundar la Patria.

Y precisamente en esa refundación y nacimiento de la quinta República, Cilia Flores, jugó un papel fundamental promoviendo como constituyente el nuevo marco jurídico, por demás inédito en la historia  y que por primera vez incluía el derecho de todos los sectores de la vida nacional.

Con sagacidad y experticia jurídica, la abogada recorrió el país, junto a la militancia revolucionaria, y con su compañero de vida  que ya despuntaba como político, el hoy presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro,  dando a conocer las bondades de lo que sería la Carta Magna, que se convirtió en ejemplo de democracia para el mundo.

Al fragor de la lucha, fundó  en el año 1993,  el Círculo Bolivariano de los Derechos Humanos y se sumó al Movimiento Bolivariano Revolucionario – 200 (MBR-200), corriente de izquierda que agrupaba a los militares que participaron en los sucesos del 92, así como a las masas populares.

Más tarde, en 1998, integró el equipo que dio vida al Movimiento V República (MVR), que logró la elección presidencial del líder revolucionario Hugo Chávez, en los comicios de 1998.

Su carrera legislativa, nació con el apoyo del pueblo que le dio su voto para llevarla al Parlamento nacional en el año 2000, confianza que le reiteró el pueblo en las elecciones de los años 2005 y 2010, donde se desempeñó como diputada de la República.

Para el año 2006, Cilia Flores, se convirtió en la primera mujer venezolana en alcanzar la presidencia de la Asamblea Nacional, cargo que desempeñó hasta el 5 de enero 2011. En ese periodo juramentó al Presidente Hugo Chávez, para el periodo constitucional 2007-2013.

Con el nacimiento del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el año 2007, la abogada  se convierte en integrante de la Dirección Nacional de la tolda revolucionaria, la más grande de Latinoamérica.

En tareas de alta responsabilidad de Estado, la Dra. Cilia Flores, fue designada el 31 de enero de 2012, por el Presidente de la República Hugo Chávez, como Procuradora General de la República.

Las responsabilidades políticas continuaron, esta vez como Primera Combatiente, con la presidencia de su esposo Nicolás Maduro. En este nuevo desafío, acompaña la gestión social de la nación con invalorables aportes que apuntan al bienestar del pueblo, sobre todo en el trabajo de carácter humanista para proteger a los venezolanos de las ilegales sanciones impuestas por la Casa Blanca y en los intentos desestabilizadores del hegemon.

En especial y con ahínco acompaña a las familias venezolanas en medio de la pandemia por el COVID-19.

En rol político, fue electa por las grandes mayorías como Constituyente a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que le devolvió la paz al país, tras intensas jornadas de violencia y terrorismo promovidas por la ultraderecha nacional.

Hoy es candidata a la Asamblea Nacional, por el Gran Polo Patriótico, para el periodo 2021-2025, con el desafío de reinstitucionalizar el Poder Legislativo que en los últimos cuatro años estuvo en manos de diputados de la ultraderecha con ambiciones entreguistas.

Madre, esposa, valiente política, leal y férrea defensora de los derechos de la República Bolivariana de Venezuela, Cilia Flores, se mantiene incólume en su pensamiento y practica revolucionaria para continuar las sendas de la emancipación del pueblo de Bolívar y Chávez.