Este hecho surge un 19 de junio de 1909, cuando en Estados Unidos una mujer llamada Sonora Smart Dodd quiso homenajear a su padre, Henry Jackson Smart. Este veterano de la guerra civil se convirtió en viudo cuando su esposa murió en el parto de su sexto hijo.

Dood buscaba hacer que el papel de los padres en la sociedad fuera resaltado, especialmente de aquellos que, como el suyo, cumplían el rol de padre y madre en la educación de sus hijos, desde la hora de levantarse hasta la hora de acostarse.

¡Eres un padre extraordinario y por eso te quiero papá, hoy en tu día te quiero felicitar y desearte que tengas un feliz Día del Padre!

Fue en una granja rural en el estado de Washington donde Jackson se hizo cargo de la educación de seis niños. Sonora se dio cuenta de que su papá había sido todo un ejemplo a seguir y propuso la fecha de nacimiento de su progenitor, el 19 de junio, para celebrar el Día del Padre.

La idea de instituir esta fecha fue acogida con entusiasmo por muchas personas en diversos condados y ciudades, pero no fue hasta 1924 cuando el presidente Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre. En 1966, el dignatario Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como día del padre en Estados Unidos.

Para un padre como tú jamás hay distancia, nunca hay cosas inalcanzables, no hay dificultades, no existe la palabra imposible. Te quiero, papá

Dentro de la tradición, no solamente se celebra y conmemora a los patriarcas sino también a aquellas personas que actúan como una figura paterna. Padrastros, tíos, y abuelos también son partícipes de esta celebración, que busca la unidad y el acercamiento entre la familia.

Y es por eso, destacar el papel invaluable que tiene cada padre en la sociedad, el motivo por el que miles de familias venezolanas se reúnen cada tercer domingo del mes de junio, para honrar con agasajo el eje determinante que representa cada papá en los hogares de la Patria.

Un padre no solo es tu primer amigo, también tu cómplice, tu acompañante, tu primer héroe y tu gran modelo a seguir.

Más que un padre, un héroe

Para muchos puede ser el simple patriarca que guía e impone el carácter en casa, además de un sustento económico, puesto que la figura paterna por años remotos se ha caracterizado de esa forma.

Pero los tiempos han cambiado, ahora más allá de representar una guía, es un claro héroe que lucha por nuestra felicidad, y que está dispuesto a abandonar cualquier tarea con tal de dibujar una sonrisa en el rostro de cada uno.

Cuando me equivoco me ayudas, cuando dudo me aconsejas y siempre que te llamo estás a mi lado. Gracias papá, te quiero

Nadie como papá para dar a su hijo guía, apoyo, seguridad, confianza, autoestima, ejemplo, orgullo, fuerzas y valor para vivir de modo correcto.

Te quiero mucho papá, porque soy parte de ti, por darme la vida, por estar conmigo, por darme la dicha de decirte papá