La vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, saludó la iniciativa de los gobiernos de Uruguay y México, a la cual se sumó Bolivia y la Comunidad del Caribe (Caricom), en la búsqueda de una solución en el marco del dialogo y el respeto a la autodeterminación y soberanía de Venezuela.

“Es una iniciativa donde el presidente Nicolás Maduro se ha puesto a la disposición para seguir avanzando y buscar un clima que permita que la oposición venezolana se siente en una mesa buscando entendimiento y se aleje de la locura de llamar una intervención militar”, precisó durante una entrevista concedida a RT.

Rodríguez dijo que una de las opciones que impiden una mesa de conversación nacional son los mandatos que se orientan desde los Estados Unidos (EE.UU.) a la derecha venezolana, asegurando que su intención no es sentarse a debatir sino generar un clima desestabilizador en el Estado.

“Nosotros decimos sí al diálogo y no a la guerra. Para la guerra nada. Nosotros hemos visto posiciones de absoluta intolerancia política e ideológica hacia Venezuela, hacia su modelo del Socialismo Bolivariano y el mandato es a no dialogar. Es el mismo mandato que ejercieron cuando estuvimos a punto de firmar en República Dominicana, en un encuentro hecho por los venezolanos para soluciones desde los venezolanos. La respuesta de Washington es no, su respuesta es debe irse Nicolás Maduro, es esa doctrina perversa de cambios de regímenes y de sistemas democráticos que no somos afectos a que nos doblen el brazo ni a sus instrucciones”, sentenció.

Asimismo, la Vicepresidenta Ejecutiva manifestó que el Gobierno Bolivariano busca mecanismos, dentro de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela como la consulta popular, para que la Patria se aleje de las agresiones por parte del imperio norteamericano.

“Por ejemplo, el Presidente Maduro ha llamado a cabildos abiertos para consultarle al pueblo si quiere que se reagenden las elecciones al parlamento venezolano. Son mecanismos que están previstos en la Constitución, en el marco de la  consolidación de la democracia venezolana, que alejen a Venezuela de la grave amenaza con una intervención militar que ha ejercido el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Hay que alejar a Venezuela y la región de esa locura de violencia y de guerra”, indicó.

Papel de Colombia es inaceptable y vergonzoso

Por otro lado, la Vicepresidenta Delcy Rodríguez catalogó como “vergonzosas e inaceptables” las recientes acciones tomadas por el gobierno de Colombia, que pretende ejercer contra el país y el pueblo venezolano una intervención militar, violando lo establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“El papel que está jugando el gobierno de Colombia es una vergüenza y también es una grave violación a la Carta de las Naciones Unidas. Nosotros hemos llamado a los espacios multilaterales internacionales en el marco del derecho internacional, a que se respeten los principios y propósitos de la Carta de la ONU, que entre ellos proscribe el uso de la amenaza y la fuerza para coaccionar a países”, expuso.

Venezuela no vive una “crisis humanitaria”

Por su parte, Rodríguez resaltó que el marco del Derecho Internacional Humanitario, se procede a enviar una ayuda a un pueblo en caso de desastres naturales, de conflictos armados, de guerras, situaciones que no están ocurriendo actualmente en el territorio nacional, por lo que repudió la supuesta “crisis humanitaria” que algunas naciones quieren hacer ver en el país.

“Es una gran farsa. Es el peor falso positivo que hemos visto. En Venezuela no hay crisis humanitaria. Se han causado heridas sociales producto del bloqueo, pero el Gobierno revolucionario del Presidente Maduro ha  atendido directamente a los sectores más vulnerables, que se han visto más afectados por el bloqueo de alimentos, de medicamentos. Estamos ejerciendo atención directa sobre nuestros ciudadanos”, declaró.

“Lo que se pretende con la supuesta crisis humanitaria es lo que se dice ‘poner los caballos por delante’. Están poniendo los caballos por delante. Ellos pretenden imponer un falso positivo que les permita, tal como dijo John Kelly, ex jefe del Comando Sur de los EEUU en octubre de 2015, intervenir a Venezuela. Eso no va a ocurrir, nosotros no lo vamos a permitir. Aquí hay un pueblo decidido en perfecta unión cívico militar a defender su soberanía y su integridad territorial”, puntualizó la Vicepresidenta Ejecutiva venezolana.