Palacio de Miraflores, Caracas.- Venezuela sigue siendo ejemplo para el mundo por su carácter antiimperialista y su resistencia al modelo neocolonizador que trata de imponer el hegemon y con ello es inspiración para reagrupar las fuerzas progresistas de América Latina y avanzar en su emancipación. Así lo aseveró el presidente de la República, Nicolás Maduro, en rueda de prensa internacional desde el Palacio de Miraflores.

“La resistencia de Venezuela ha permitido recomponer las fuerzas progresistas  y revolucionarias del continente, la resistencia del ALBA, la unión de Cuba, Nicaragua, Venezuela, el Caribe, ha sido un punto de apoyo sólido para mover todo lo que se está moviendo en América Latina y el Caribe, para que los pueblos insurjan con su verdad”, respondió Maduro a la pregunta del periodista Paul Walder del Diario El Clarín de Chile, quien le consultó su opinión acerca del despertar y el giro de los pueblos de izquierda en la región y las últimas grandes movilizaciones populares en Chile y Bolivia.

El Jefe de Estado y de Gobierno, describió la capacidad de resistencia que ha demostrado Venezuela y reiteró que “cuando se quiera entender la historia de nuestra resistencia, de nuestro aguante, de nuestras batallas y de nuestras victorias, tiene  que reconocerse que nosotros estamos plantados firmemente y tenemos raíces profundas sobre esta tierra, y tenemos  un pueblo consciente, una unión cívico militar, un liderazgo político, un poder del Estado, un proyecto de país, tenemos la experiencia y la honestidad por eso estamos aquí”.

En ese contexto, felicitó al pueblo chileno que decidió darse una nueva Constitución a través de un plebiscito que arrasó en una consulta popular para transformar el Estado, hasta ahora regido por las líneas de la dictadura de Augusto Pinochet.

“Que maravillosa insurgencia del pueblo chileno. El domingo lo que vimos fue la manifestación de 40 años de lucha y resistencia de Chile contra el pinochetismo. Pinochet, que asesinó a Salvador Allende, enviado por Richard Nixxon y Kissinger un golpe de Estado, dirigido por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, por los gringos, por la CIA, que le impuso un modelo neoliberal a sangre y fuego. Ese plebiscito que se dio en Chile, se dio gracias a  la resurrección de un movimiento popular, a la resurrección de la conciencia superior de todo el pueblo de Chile”, sostuvo Maduro.

Indicó además que de haberse consultado al pueblo sobre la salida de la presidencia de Sebastián Piñera, el pueblo seguramente lo habría aprobado porque “ese plebiscito fue contra Piñera” y recordó la represión que ha generado ese gobierno sobre sus pueblos solo por defender la Constituyente.

Igualmente, refirió el triunfo del pueblo boliviano en las elecciones presidenciales donde los movimientos progresistas le dieron la victoria a la opción revolucionaria social.

“Yo sí creo que con el triunfo de Bolivia y el triunfo de Chile, las fuerzas progresistas y de avanzada, las fuerzas revolucionarias del continente toman oxigeno y van a posicionarse a donde deben estar. América Latina y el Caribe es una región rebelde que busca su propio camino”, indicó el Mandatario Nacional quien refirió que es cuestión de tiempo para que los pueblos retomen las riendas políticas de la región.