El viceministro de Hospitales, Armando José Marín, explicó que en los 243 hospitales localizados en el territorio nacional se hace un diagnóstico en el área de infraestructura, recurso humano, maquinarias e insumos médicos para garantizar la atención a todas y todos.

“Cada hospital tiene características y necesidades particulares, gracias a este levantamiento estamos viendo la cara de las diferentes necesidades y sobre la marcha resolviendo las situaciones”, dijo en una entrevista realizada en el programa Al Aire  que transmite Venezolana de Televisión (VTV).

Recordó que el Ministerio del Poder Popular para la Salud realizó el primer Congreso Nacional de la Salud, evento en el cual se recibieron propuestas que fueron aprobadas Presidente de la República, Nicolás Maduro y que en este momento se están trabajando para su ejecución.

El también director del hospital del Lídice en Caracas, expresó que entre las propuestas está el debate de una Ley y reglamento de hospitales, “tenemos que crear una normativa hospitalaria que regule la actuación del ejercicio de la salud en Venezuela”.

El plan de levantamiento, detalló, incluye la clasificación de los centros asistenciales. “La que tenemos es muy ambigua. Tenemos que fortalecerla para poder llegar con mayor eficiencia a cada uno de los espacios, sabemos que hay deficiencias en equipos, para eso tenemos un plan de reparación”.

De igual forma, Marín agregó que el poder popular tiene un papel importante dentro de los hospitales, ya que debe ser un actor activo dentro de esos espacios, velar porque las medicinas estén en los depósitos, que se atienda de forma correcta a los pacientes, entre otros.

“Es decir, hacer inteligencia social dentro de las instalaciones. Ayer detuvimos a unas enfermeras en Barcelona que sustraían medicamentos del hospital y fue gracias al poder popular que detectó y denuncio”, manifestó el Viceministro.

Anunció que se está reactivando el Plan La Ruta Materna, programa que desarrolla el Gobierno Nacional para garantizar la atención de las embarazadas y sus hijos, el cual asegura el acompañamiento y la atención médica a las madres desde su captación en las comunidades.