Caracas, 07 de Agosto de 2018.- Para condenar el intento de magnicidio contra el presidente, Nicolás Maduro, una marea roja de pueblo proveniente de diferentes partes del territorio nacional, se movilizó desde la plaza Morelos hasta el Palacio de Miraflores este lunes.

Quienes integran el Gabinete Ejecutivo también se sumaron a la movilización popular para llevar un mensaje de repudio en contra de estos actos que comprometen la tranquilidad de la población venezolana.

Entre ellos estuvo la alcaldesa de Caracas, Erika Farías, el canciller de la República, Jorge Arreaza y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello.

“Somos una Revolución pacífica pero no desarmada, y por eso no tienen idea de la respuesta que puede dar Venezuela”, manifestó Cabello.

Asimismo subrayó que, “nosotros siempre responderemos con un mensaje de paz. Quienes hoy se alegran de lo que pudo haber ocurrido demuestran su ignorancia total del pueblo de Venezuela”.

Cabello condenó estos hechos de violencia e instó al chavismo a mantenerse más unidos mientras que recordó que el pasado mes de febrero también se intentó un ataque contra Maduro, en el cual estuvieron involucrados dirigentes de la oposición con apoyo de la oligarquía internacional.

“Ante cualquier intento de la derecha nacional o internacional de generar ataques contra la nación, habrá una respuesta contundente. Pasaron la raya, lo que hicieron no tiene antecedentes en la historia de Venezuela, todo aquel que esté implicado debe pagar, no puede haber perdón. Justicia para que haya paz”, afirmó.

Además, advirtió a los sectores de la extrema derecha que ante cualquier agresión el pueblo estará allí para defender este proceso y descartó cualquier posibilidad que estos factores pudieran gobernar el país.

“Podemos ver las manifestaciones en las calles, la movilización popular, si intentan algo tendrán respuestas contundentes, no van a poder ni por las buenas ni por las malas, estas cosas alejan aún más a esa oposición de cualquier posibilidad de gobernar este país”, concluyó el Presidente de la ANC.

Por otra parte, el Canciller Arreaza manifestó que el deseo de la oposición no es más que fomentar una guerra entre los venezolanos. A su criterio, esto es lo que han buscado lograr durante los últimos años.

Del mismo modo, catalogó de “hipócritas” a los dirigentes políticos de Colombia “porque durante más de 200 años han agredido a Venezuela”.

Entretanto, la alcaldesa de Caracas, Erika Farías, aseguró que el pueblo está dispuesto a jugarse la vida por el Jefe de Estado.

“Aquí está el pueblo respaldando a su comandante, a su líder, a su hermano. Nosotros hemos llamado a la paz y al entendimiento y aquí está el pueblo dispuesto a jugarse la vida por su líder y diciéndole al mundo que la Revolución manda y continuará mandando”, expresó Farías.